Hola amigo invitado. Vemos que todavia no estás registrado. Accede a todo el contenido registrandote GRATIS!
Resultados 1 al 2 de 2

Tema: - Enciclopedia de la Vida Marina. Vol.4: El Neurax Bizantinum

Share/Bookmark
  1. #1
    Fecha de ingreso
    Sep 2007
    Mensajes
    34
    Gracias
    0
    Agradecido 16 veces en 3 mensajes.

    Lightbulb - Enciclopedia de la Vida Marina. Vol.4: El Neurax Bizantinum

    Mis apreciados discípulos (y deseadas discípulas),

    En este nuevo fascículo de la Enciclopedia Chupiguay de la Vida Marina vamos a dar un paso más en la diversificación de la Enciclopedia, algo que ya se inició en su anterior entrega dedicada al "Lerdus Mercadiensis" que algunos desconoceréis (de tó tié que haber en la viña del señó), otros habréis leído y releido (la gran mayoría de la humanidad), y otros os lo habréis tatuado en el omoplato izquierdo en el más puro estilo Angelina Jolie.

    A lo que iba, el objetivo de esta diversificación es que en el fondo cualquier criatura viviente (aunque no necesariamente inteligente, como hemos visto hasta el momento) pueda tener cabida en la Enciclopedia, siempre y cuando la especie tenga algún tipo de relación con el ámbito del buceo.

    Por esta enciclopedia ya han pasado seres casposos, temibles, aborrecibles, repugnantes, ignominiosos, terroríficos, laxantes y cóstricos (esto último no sé lo que significará, pero me lo acabo de inventar y suena bien) como eran el Plumbeus Photoshopibus, el Maracus Insistensis y el ya nombrado Lerdus Mercadiensis. Sin embargo hoy, como dije al principio (qué queréis, me encanta repetirme, como si fuera un político de esos que "no están nunca de campaña electoral"), vamos a ir un paso más allá, adentrándonos en el mundo de lo microscópico...

    ¿Los motivos de este cambio? En fin, sabéis que respecto a daros explicaciones de mis actos me siento tan poco obligado a hacerlo como la Casa Real acerca de los muchos millones que les asignan los presupuestos generales del Estado, la SGAE sobre lo que hace con el dinero que rob... recauda a través del canon, o Espinete sobre los extraños pinchazos que tenía siempre Chema el panadero en el bajo vientre (y que no eran causados por la aerofagia...).

    A pesar de ello, sé que hay muchos chupibuceadores que aún cuestionan mis métodos científicos, y estarán dispuestos a sostener que si vuestro idolatrado Chupiguay se dedica a la observación de la pequeña microfauna que pulula por los suelos (marinos y terrestres) no es por afan investigador, sino porque posiblemente se haya quedado dormido en el suelo o haya caído inconsciente tras la ingestión de alguna... er... bastantes bebidas alcohólicas que, como todos sabéis (y practicáis) ayudan muchísimo a eliminar el nitrógeno del cuerpo.

    Pues no. No es debido a eso (aunque ayuda mucho en la investigación, todo hay que decirlo). El motivo de investigar el peligrosísimo virus que hoy nos ocupa es que en los tiempos recientes he podido detectar que se ha producido una espectacular pandemia de afectados por la enfermedad que provoca dicho virus, y que a su vez transmiten a todos a quienes se acercan, en una terrorífica progresión geométrico-exponencial que amenaza con infectar a toda la población buceadora mundial, desde los chupibuceadores más memos que leéis mis escritos con cara de incredulidad hasta (mucho ojito al dato) los más avanzados discípulos chupiguay.

    Nadie es inmune (salvo yo, claro), y todos podéis caer víctimas del espeluznante, horripilante, rocinante, espantoso, pavoroso, horroroso y terelucamposo virus del "Neurax bizantinum" así que será mejor que os preparéis y conozcáis los síntomas y cómo combatir la enfermedad y tan trágica epidemia... leed, leed... porque es una entrega MMMMUY extensa...

    ------------------------------------------------------------------------

    La eclosión del virus ("Cuando el diablo mata moscas con el rabo")

    El Neurax bizantinum es un pequeño virus (en esto es como todos los virus, ni mucho más grande ni mucho más pequeño, vamos, tan pequeñajo que casi ni se le ve salvo que tengas un buen microscopio electrónico o bien lleves un buen colocón de hongos aluci... digo, medicinas), que suele hallarse en estado latente en la práctica totalidad de los chupibuceadores. Sí, lo habéis leído bien, en prácticamente TODOS (y TODAS...)

    A pesar de mis numerosos e intensos estudios, que me han ocupado numerosos días, acompañados de sus noches y sus correspondientes amaneceres en discotecas de afterhours (no podía parar de investigar por el subidón provocado por las medicinas que os decía...), sigo sin poder determinar claramente cuál es su origen.
    * Algunos investigadores aficionados apuestan por que fue creado en el laboratorio de alguna facultad de psicología o del pentágono (también conocidos como "Escuela PedroJota" o "De la Conspiración").
    * Otros afirman que procede del frondoso amazonas, desde donde pasó a través del río Paraná propagando una feroz infección por todo lo largo y ancho del estuario del Río de la Plata, para saltar desde allí al resto del planeta (conocidos como "Escuela Sos-un-boludo-del-carajo" o "Escuela psicoanalítica").
    * Otros proponen que es el resultado de alguna pavorosa mutación en el genoma humano (conocidos como "Escuela Seguridad Social Española" o "Uy, como no tengo ni puta idea de qué le pasa, está claro que lo suyo va a ser un virus").

    Yo, como mantengo la teoría de que la estupidez humana es congénita (=nace), y luego viene PADI a estructurarla (=se hace), no he tomado posición por ninguna de las escuelas por el momento.

    El caso es que, haya salido de donde haya salido, el virus latente del Neurax bizantinum se ve muy afectado por la falta de humedad. Cuanto más tiempo pasa un sujeto fuera del agua sin bucear, más probabilidad hay de que el virus se reproduzca y se desarrolle la enfermedad. De hecho, he comprobado que hay incluso agravantes, y es que cuanto más se sumerge el sujeto infectado en entornos como los que se denominan "foros de internet especializados en buceo", más proclives parecen a desarrollar la enfermedad, ya que todo parece indicar que el virus encuentra una especie de sopa nutritiva en cada uno de los foros, subforos, hilos y posts, de los que parece alimentarse, hasta llegar a un punto en que se empieza a desarrollar y... pero esa es la siguiente etapa de la enfermedad. No nos adelantemos.


    La incubación de la enfermedad ("Uy, ke me meto... uy, ke te meto...")

    En la fase temprana de incubación del virus del Neurax bizantinum, el sujeto atacado (en adelante "huesped del virus") experimenta una sensación de desazón hacia todo lo que lee. Da igual que sea una descripción de la posología de los supositorios de glicerina, un artículo en una chupirevista acerca de un "destino alucinante" en Maldivas/Mar Rojo/Sipadan, etc., acompañado de las mismas chupifotos de siempre con los mismos bichos de siempre, o un mensaje de error del sistema diciendo que el foro no está disponible en esos momentos (algo que sucede a menudo en ciertos lares...). El caso es que todo lo que lee le provoca una ligera reacción de inquietud e incertidumbre.

    Esto es debido a que la ingestión de todo ese tipo de lecturas produce un engordamiento gradual del virus del Neurax bizantinum, que a pesar de ello sigue en estado latente, dificilmente detectable, pero presente al fin y al cabo. El catalizador que da paso a la siguiente fase del virus, donde su incubación ya comienza a hacerse patente, es conocido como el "efecto denuncia".

    En algún momento el sujeto huesped del virus se ve en algún foro de internet frente a algún post donde se expone una furibunda "crítica o denuncia" hacia lo que sea.
    - Puede ser acerca de un chupicentro de buceo que -una vez más- ha resultado ser 'sorprendentemente' un nido de cutredivemasters, unos ladrones, unos irresponsables, etc. (aunque, como sucede siempre, tarde o temprano acaba saliendo alguien diciendo que son muy "majos" y muy "agradables", y que eso compensa todo lo demás...)
    - Puede ser acerca de una chupiagencia de viajes que -una vez más- se ha lavado las manos después de dejarles tirados en el aeropuerto de Juancho Yrausquin, de la isla de Saba, con las maletas camino de Kuala Lumpur.
    - Puede ser acerca de un chupiviaje contratado en el que -una vez más- en principio iban a saciarse de ver maravillas (que si miles de tiburones ballena, bancos de centenares de tiburones martillo, decenas de nudibranquios de colores eléctricos cogidos de la mano y bailando una sardana... ehem, todo es cuestión de lo que te metas para desayunar) y luego resulta que en vez de encontrarse a todos aquellos animales encerrados en una jaulita, esperando para que ellos llegaran a verlos, llegan a su destino, se tiran al agua y... ¡hala, resulta que no los ven! Esto provoca, obviamente, un justificado chupienfado en cualquiera que siempre que ha querido ver vida salvaje ha ido al zoo y la ha visto sin tanto problema...

    Como le oí una vez a un chupibuceador "¿es que nadie puede poner un poquito de orden en el oceano, unos horarios de visita o algo así?"

    Pues bien, ante la visión de algún post de similares características de "crítica y denuncia", el virus reacciona y pasa a un estado de excitabilidad comparable al mío cuando me acuerdo de aquella maravillosa chica de cálidas y sensuales curvas que me solía hacer todas las mañanas un... estoooo... que me distraigo. Como decía, en dicho estado de excitabilidad (conocido como el "Uy, ke me meto"), el huesped del virus empieza a sentir una especie de picores y desasosiegos generalizados, que le empujan una y otra vez a leer y releer el hilo en cuestión, dudando a cada segundo si participar en la trifulca que -sin lugar a dudas- ha generado aquella crítica/denuncia.

    Una vez que el Neurax bizantinum está convenientemente excitado, el huesped del virus no puede evitarlo y se ve obligado -siempre por el virus- a participar en la discusión, exponiendo lo que para él/ella son argumentos razonados y razonables, hechos contrastados, verdades como puños, y en resumen una postura "objetiva" hasta tal punto que aquellas personas que no lo vean de la misma manera que él/ella claramente deben ser unas inútiles y encontrarse más fuera de lugar que un oriundo de Tanzania intentando dar clase de suahili en una ikastola.

    A partir de ahí la cosa sólo puede ir a peor... el Neurax bizantinum ya ha tomado el control de su huesped y empieza a adquirir una presencia mayor y a provocar unos efectos más demoledores. Aumenta la irascibilidad e hipersensibilidad del huesped, que en cada post que lee y que halla que no comparte su opinión empieza a ver un ataque claro y furibundo contra su persona, contra su familia, contra la serie de dibujos animados que le gustaba de pequeño y contra la ropa interior que lleva puesta (aunque ésta sea de la standard en la que la parte amarilla va delante y la parte marrón va detrás).

    Esta fase desemboca en el estado de excitabilidad conocido como el "Uy, ke te meto...", en el que el huesped, ya con el virus más excitado que Nacho Vidal en una concentración del equipo voley playa femenino de Brasil, decide arremeter contra alguno, o contra varios, o casi siempre contra todos aquellos que han osado rebatir sus (para él/ella) clarísimos argumentos.

    Y ahí es donde se desata la infección por todo el cuerpo...


    Infección y metástasis ("Pos tú más todavía")

    Llegados a esta fase, el Neurax bizantinum se reproduce indiscriminadamente, invade todo el cuerpo de su huesped y comienza a provocar una serie de cambios que ya no son latentes, sino que se hacen claramente visibles en el aspecto físico y la personalidad de la persona que lo aloja.

    Los ojos se inyectan en sangre, fijos durante horas en la pantalla donde se encuentran "sus enemigos", los dedos se agarrotan y adquieren la forma de garras que frenéticamente teclean respuestas a diestro y siniestro, los dientes se afilan dejando escapar compulsivamente sonidos entre jadeos y rugidos y, en resumen, el individuo adquiere un aspecto físico a mitad de camino entre el de un obispo al que le sugieren que oficie una boda gay y un resignado ciudadano barcelonés al que le indican que ese día el desvío causado por las obras del AVE les va a permitir conocer la catedral de Santiago de Compostela.

    A nivel psicológico, el individuo afectado entra en una fase conocida como el "Pos tú más todavía", en el que se inicia una escalada de ataques, contra-ataques, re-ataques y badu-laques en los que pretende demostrar:
    a) Que aquellos que sigan opinando lo contrario a lo que él/ella opina no han llegado aún a un estado en el que se les pueda considerar seres vertebrados
    b) Que él/ella sigue teniendo unos fundamentos tan claros, tan obvios y tan eternos como los que ya expuso cuando dios se planteó la creación del cosmos y le pidió consejo acerca de cómo debería hacerlo (aunque luego, en vez de seguirlo, hizo lo que quiso y hala, ya se ve el resultado)
    c) Que él/ella, al poseer la verdad absoluta, está por encima de todas esas discusiones sin sentido, y no cree necesario seguir discutiendo sobre el tema (para, a continuación, pasar a exponer 150 puntos por los que se demuestra que todo lo que dicen los demás es una soberana estupidez, y otros 150 puntos para exponer que su opinión debería ser grabada con letras de oro en los anales de la razón... ehem... lo de anales no va con segundas...)

    ¿Qué hacer llegado ese momento, en el que un pobre individuo inocente ha sido inoculado e infectado en su totalidad por el pavoroso y dañino virus del Neurax bizantinum? ¿Es lo más compasivo sacrificarlo? ¿Debería enviársele al Congreso de los Diputados a reunirse con todos los otros infelices que, infectados al igual que él/ella, viven día tras día su enfermedad enzarzados en la ya explicada fase del "Pos tú más todavía"?

    ¿Qué podemos hacer con ellos, mis queridos discípulos? Y, lo que es igual de importante, o más, ¿cómo podéis evitar ser infectados por el terrible Neurax bizantinum?

    Os lo voy a decir a todos... o al menos a aquellos y aquellas que hayáis llegado hasta aquí sin dormiros...


    El antibiótico y la vacuna ("La nieve se derrite sobre el tejado del monasterio" y "Tralarí-tralará")

    La mejor forma de contraatacar un virus Neurax bizantinum que ya se ha adueñado de su huesped, y que incluso amenaza con invadiros a vosotros, es devolverle a quien os ataca el mismo tipo de respuestas que daría un maestro zen a sus discípulos.

    Ya sabéis, ¿que el discípulo viene preguntando por cuál es el sentido de la vida y si hay algo detrás de la muerte? Ellos le responden "La nieve se derrite sobre el tejado del monasterio", y se retiran tan felices como si se hubieran tirado un pedo en un ascensor y nadie se hubiera dado cuenta, dejando al discípulo totalmente alucinado.

    Da igual el argumento con el que intenten infectaros el virus del Neurax bizantinum, vosotros tan sólo tenéis que dar una respuesta zen de ese estilo. ¿Que no se os ocurre cómo hacerlo, que tenéis menos imaginación que un político preparando su programa electoral, o un chupieditor de revista-especializada-en-buceo, que repite periódicamente los mismos contenidos -sin que nadie se de cuenta-? No hay tal problema. Para inspiraros, siempre podéis usar algo similar a lo del test de Rorschach (sí, ese en el que te enseñan manchas de tinta en un papel que siempre son un par de tetas o una pareja haciendo guarrerías -a mí no me engañan, que es eso, lo se-), pero el test Chupiguay de Rorschach debéis hacerlo... con el papel del water.

    Ya, ya os veo venir... "pues es que a mí con el test Chupiguay de Rorschach siempre me sale mandarles... a la mierda".

    Noooo... tenéis que ver más allá, mirando "con el corazón", como le decían al principito zoofílico del cuento aquél de Saint-Exupery. Está demostrado que tras mirar durante varios minutos aquellas manchas, finalmente pueden ocurrir dos cosas:
    a) Que se os ocurra una frase zen para contestar
    b) Que os déis cuenta de la soberana gilipollez que estáis haciendo, tiréis aquel papel al sitio que le corresponde, mandéis toda la discusión a la porra, y os vayáis a tomar un vermú al bar de al lado.

    Si esto no os resulta suficiente como vacuna, la otra opción es dedicar el tiempo que tenéis a cosas más útiles en la vida, que os quiten de la cabeza las tonterías que os intenta inocular el virus del Neurax bizantinum. Para ello, y ya que como os dije el virus se extiende en situaciones de baja humedad, lo más útil es irse a bucear más a menudo, o bien... ya sabéis... humedecerse un poco con el "tralarí-tralará"... (pero por favor, no al estilo P. Tinto, con los tirantes, sino de verdad)


    En fin, tengo la confianza de que esta entrega de la Enciclopedia os habrá resultado de gran utilidad para luchar contra tan terrible enfermedad, que está expandiendose de manera tan alarmante. Si no ha sido así, si mientras leíais estas líneas ibais sintiendo un ligero malestar, y os entraban ganas de responderme de malas maneras, recordad, no sois vosotros, es el virus del Neurax bizantinum, que está empezando a haceros efecto. Soltad el teclado de una vez, quitad el polvo al traje de neopreno y marcharos a bucear (ellos), o bien (ellas) echadle un polvo a... a vuestro amado Chupiguay, que como siempre os ha traído estos consejos de manera totalmente gratuita y altruista.

    Hala, a seguir bien,
    Chupiguay
    Última edición por Chupiguay; 11th January 2008 a las 17:10

  2. #2
    Avatar de jaribas
    jaribas no ha iniciado sesión Instructor de Buceo, OWSI, Nitrox, EFR, Fotografía, Profundas, Pecios, Videosub, Multinivel, Traje Seco y nocturnas.
    Fecha de ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    9,887
    Gracias
    44
    Agradecido 529 veces en 211 mensajes.

    Predeterminado

    Bienvenido a Sensaciones INVITADO,
    Para poder ver todos los mensajes de este tema tienes que registrarte o acceder con tu usuario. Gracias!
    _________________
    En mis dominios:
    Una sola ley: JUGAR
    Un solo delito: JUZGAR
    -------------------------------
    Canon 7D + 3 Inon Z240 - 10-17mm, 17-70mm, 100mm y aparejos variados

    http://www.sensaciones.org


Temas similares

  1. Enciclopedia de la Vida Marina. Vol 5: El Memo Manitas
    Por Chupiguay en el foro El maestro Chupiguay - Consultorio y Conocimientos
    Respuestas: 15
    Último mensaje: 31st May 2010, 18:20
  2. - Enciclopedia de la Vida Marina. Vol.3: El Lerdus Mercadiensis
    Por Chupiguay en el foro El maestro Chupiguay - Consultorio y Conocimientos
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 24th December 2007, 22:36
  3. - Enciclopedia de la Vida Marina. Vol 2. El Maracus Insistensis
    Por Chupiguay en el foro El maestro Chupiguay - Consultorio y Conocimientos
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 24th December 2007, 15:43
  4. - Enciclopedia de la Vida Marina. Vol. 1: El Plumbeus Photoshopibus
    Por Chupiguay en el foro El maestro Chupiguay - Consultorio y Conocimientos
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 22nd December 2007, 14:04
  5. Peligros de la vida marina
    Por jaribas en el foro NOTICIAS de BIOLOGIA y ECOLOGIA
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 3rd July 2007, 06:16

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
burun ameliyati burun estetigi porno