Hola amigos. Espero que se encuentren muy bien…
Y lo digo con toda honestidad, pues si algo es bastante triste es no contar con buena salud, más en estos días tan aciagos y complejos. Afortunadamente, he estado mejorando día tras día, en parte a la voluntad de la Providencia y por otra, al tratamiento que me dispensan en traumatología en zaragoza. Cuando se envejece, también se complejizan los problemas, sin embargo, en este centro médico me han ayudado de manera formidable. Les estoy más que agradecidos y desde luego, hablo de ellos así porque no tengo más que palabras de elogios… No duden en precisarlos, son los mejores.