Hola amigo invitado. Vemos que todavia no estás registrado. Accede a todo el contenido registrandote GRATIS!
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Evolución de los Principios del DIR - Por www.buex.org

Share/Bookmark
  1. #1
    Avatar de jaribas
    jaribas no ha iniciado sesión Instructor de Buceo, OWSI, Nitrox, EFR, Fotografía, Profundas, Pecios, Videosub, Multinivel, Traje Seco y nocturnas.
    Fecha de ingreso
    Dec 2006
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    9,887
    Gracias
    44
    Agradecido 529 veces en 211 mensajes.

    Post Evolución de los Principios del DIR - Por www.buex.org

    Evolución de los Principios del DIR

    Traducción autorizada del artículo de Jarrod Jablonski, fundador y presidente de la GUE

    La historia de la exploración subacuática está llena de destacadas personalidades y acciones notables. Sin embargo, con la aparición del buceo autónomo, la exploración subacuática tornó en nuevas formas. Inicialmente dirigida por intereses comerciales y militares, la exploración subacuática con escafandra autónoma se expandiría posteriormente para incluir a los buzos recreativos, quienes la adoptaron como la pasión de su vida y se esforzaron en desarrollar los mejores medios posibles con los que implementar sus necesidades de exploración. Mientras el deporte estaba en su infancia y las posibilidades de elección eran limitadas, estos buzos no variaban excesivamente sus equipamientos y configuraciones. Además, teniendo en cuenta que las posibilidades de formación en esos tiempos eran también limitadas, estos buzos compartían técnicas de buceo muy similares.

    Sin embargo, al iniciarse más gente en el buceo autónomo, las escuelas y las modificaciones en el equipamiento y sus configuraciones se 6multiplicaron. Con un creciente número de personas buscando placer en aguas abiertas -buceo sin descompresión-, sobrevino una identidad colectiva que reflejaba los intereses de estos buzos recreativos. A esto seguiría pronto la aparición de una auténtica industria para satisfacer esos intereses. Al mismo tiempo, otra identidad tomaría forma: aquella vinculada a un grupo de buzos -algunos de ellos provenientes del buceo recreativo, otros no- que transgredían los límites del buceo recreativo, comprometidos personalmente con buceos en entornos cada vez más exigentes, como por ejemplo bajo hielo, en cuevas o en pecios muy profundos. A lo largo del tiempo, estos dos grupos divergirían, siguiendo cada uno su propia trayectoria. Las de alguna manera imprecisas (y en parte, arbitrarias) categorías de "buceo técnico" y "buceo recreativo" fueron establecidas para describir estas dos trayectorias. Dados los diferentes enfoques de los buzos técnicos y de los recreativos, no debería sorprender que surgiesen diferentes modos de formación, de elección de equipamiento y de configuración, con el objeto de responder a las demandas de cada grupo.

    El desarrollo de la idea de lo significaba ser "recreativo" condujo a divergencias acerca de lo que uno necesitaba saber para mantenerse seguro durante inmersiones de mínima dificultad. En consecuencia, los períodos de formación tendieron a acortarse, sin apenas tratar temas como la planificación de gases, lo concerniente a las mezclas respiradas, descompresión y resolución de situaciones de crisis. Así mismo, este cambio permitió una mayor variabilidad respecto de la elección del equipamiento y de cómo éste debiera ser configurado. Sin embargo, las necesidades del buceo técnico requerían generalmente un mayor conocimiento de estas materias, mayor precisión, mayor atención a los detalles, técnicas refinadas, práctica en la resolución de crisis, una configuración sólida, así como un equipamiento bien realizado y bien mantenido. Prácticas extrañas a la comunidad de buceo recreativo, tales como la "regla de los tercios", el uso de latiguillo largo y el uso de un regulador redundante, surgieron expresamente para satisfacer las necesidades del buceo técnico. Sin embargo, con el tiempo, se hizo patente que a mayor precisión y mayor destreza requeridas para ejercer el buceos técnico de exploración, mayor necesidad había de un sistema estandarizado. Esto es porque es poco práctico, sino imposible, el operar eficientemente como un equipo, si los individuos que lo componen no trabajan bajo un conjunto compartido de determinaciones.

    A pesar del entorno, existe una variabilidad sustancial entre los buzos con respecto tanto al valor que ellos otorgan a la eficiencia, como a cuán intensivamente se esfuerzan en extender los límites de la práctica de su buceo. Yo diría que la posición que los buzos toman en los asuntos relativos a la eficiencia está estrechamente unida a la naturaleza de su buceo. Por ejemplo, es obvio el porqué los buzos novatos no consideraban la necesidad de una estandarización urgente: esto era porque su buceo era menos extremo y, por ello, menos dado a llamar la atención en lo que respecta al valor de la eficiencia. No obstante, a medida que el buceo se vuelve más extremo y complejo, el beneficio de la precisión y la eficiencia se denotan como más obvias; las personas que emprenden dichos buceos, pronto se dan cuenta del beneficio de estandarizar la gran mayoría de los aspectos de su buceo, para hacerlo más eficiente. Así, a la hora de evaluar las diferentes configuraciones del equipamiento -desde las utilizadas en los primeros días de la exploración subacuática, hasta a aquellas que representan las ideas Hogartianas y los principios desarrollados en el Doing It Right- sería útil el pensar permanentemente en la relación con la eficiencia y la complejidad.

    A medida que un mayor número de buzos (tanto recreativos como técnicos) descubren el valor de la eficiencia en términos de mejora en la calidad de su buceo y de la estandarización, tanto en la formación como en el equipamiento, surge el futuro que deseamos para la práctica del buceo.

    El público empezó a ser consciente del movimiento hacía la estandarización y de su valor, cuando el sistema Hogartiano se hizo popular. Este esquema estaba compuesto por una serie de ideas y recomendaciones sobre equipamiento, a grandes rasgos, que sirvieron como estándares útiles para tener un referente sobre los aspectos deseables en las configuraciones en el buceo. Cultivado por un pequeño grupo de exploradores de cuevas (por ejemplo: Bill Gavin, William "Hogarth" Main, Lamar English, George Irvine y yo mismo), la idea subyacente en este "sistema" era que existían métodos preferentes a la hora de configurar el equipamiento y que estos métodos tenían un profundo efecto sobre la eficiencia del buceo. Bill Main invirtió un tiempo considerable en busca de la configuración más eficiente posible, con el resultado de que su "mote" fue elegido para bautizar al sistema completo.

    Aunque útil, el sistema Hogartiano no requería del uso de componentes específicos en el equipamiento o de una configuración en particular. En consecuencia, no proporcionaba buzos con unos estándares de buceo objetivos que asegurasen la eficiencia en el agua y, por ello, estaba limitado en su utilidad. No obstante, al promover la idea de que una cuidada selección del equipo y de la configuración podía influir sustancialmente en el éxito de una inmersión, la configuración Hogartiana introdujo una nueva dinámica, un nuevo paradigma para los buzos y les animó a buscar mejoras mediante el minimalismo y la eficiencia. Armados con esta nueva perspectiva, muchos buzos (entre ellos yo mismo y los otros exploradores ya citados) nos propusimos articular la configuración de equipo más eficiente posible, compartiendo a menudo nuestros hallazgos con el gran público.

    En vez de proveer a los buzos de un estándar único y objetivo a la hora de construir su configuración, el Hogartianismo ofrece un tibio conjunto de ideas que, en interés de la eficiencia de los buzos, promueve un espíritu de selección cuidadosa del equipo. Sin embargo, esta falta de estándares objetivos no permite entender qué constituye exactamente una configuración Hogartiana de buceo; en vez de ello, este "sistema" varía dependiendo de cómo los diversos partidarios del buceo Hogartiano ven las conexiones al vincular el equipo, la hidrodinámica y la eficiencia. Esta disparidad de opiniones, junto al singular énfasis que lo Hogartiano hace acerca del equipamiento (en vez de sobre la práctica general del buceo), ha permitido una considerable confusión entre la gran masa de buceadores (el que sea extremadamente difícil estandarizar, tanto en la teoría como en la práctica, con todos los respetos, es altamente subjetivo por naturaleza). Eventualmente se hizo patente que, tanto un sistema más completo, como una mayor estandarización eran necesarios. Para ser lo más útiles posible, los componentes del sistema debían ser objetivamente seleccionados y estandarizados. George Irvine y yo mismo, habiendo ya antes utilizado ampliamente el sistema Hogartiano, así como escrito extensamente acerca de él, trabajamos hacia este nuevo paradigma. Dicho nuevo paradigma emergió como "Doing It Right" o DIR.

    Siendo el primer sistema de buceo holístico[1] jamás elaborado, el "Doing It Right" comenzó a ganar popularidad de manera significativa en la mitad de los años 90; un elemento clave de su éxito fue el detalle y el cuidado que guió su crecimiento. Al adherirse firmemente a la estandarización, el DIR tuvo que afrontar una oposición inicial procedente de los sectores del buceo que vieron la pérdida de las "preferencias personales" como un sacrificio notable. Aún así, con el reconocimiento gradual de que es imposible para un equipo de buzos el ser eficientes en el agua sin una notable uniformidad en los equipamientos, formación y configuración, la oposición comenzó a mermarse y hoy en día sigue reduciéndose. Esto sucede porque los buzos han comenzado a ser conscientes de que, en términos de energía y esfuerzo utilizados, existiría una significativa penalización debida a la obstinada búsqueda de cómo mantener un estilo "individual". ¿Por qué reinventar la rueda uno mismo, cuando existe ya un sistema probado cuya seguridad, eficiencia y éxito en el agua están contrastados?.

    Dado que la insistencia del DIR en la estandarización es frecuentemente malinterpretada, ésta se convierte algunas veces en una fuente de tensión entre buceadores. Esto sucede debido a que algunos interpretan la insistencia en la uniformidad como una crítica hacia las prácticas de los que no se atienen a los principios DIR. Sin embargo, no hay esencialmente nada hostil o crítico en el DIR; en su forma más básica, es en última instancia pragmático, promoviendo la idea de la uniformidad dentro y entre los grupos de buzos. A pesar de todo, y para ser sincero, existe un cierto nivel de legítima tensión, generada por imprudentes defensores del DIR quienes, habiéndose beneficiado personalmente del sistema, se imbuyen de éste, de tal manera, que se convierten casi en evangelizadores de la promoción de lo que han entendido como sus principios. Aún así, este hecho no es una debilidad inherente al DIR: todos los movimientos con éxito tienen sus fanáticos.

    El DIR, al elaborar una serie de estándares objetivos, significó el regular la práctica del buceo, provocando un cambio en su paradigma que cambiará definitivamente y para siempre el modo en que los buceadores valoran su buceo. Es ahora ya una cuestión de nuestro carácter el llegar a pensar que los buzos que actúan de manera cohesionada y con un propósito compartido son más eficientes. No obstante, el considerar aisladamente la estandarización es injusto para con el enfoque del sistema holístico.

    Como sistema bien definido y estandarizado, el DIR fue diseñado para maximizar la eficiencia en múltiples entornos, con objeto de promover la seguridad y el disfrute. Entre sus principios clave se cuentan los siguientes:
    Trabajo en Equipo

    Esencial en el sistema de buceo DIR es el concepto de trabajo en equipo. Este sistema empareja buzos con similares capacidades dentro de un entorno para que el que están preparados. Equipos de buzos individualmente capaces, producen un nivel de seguridad y eficiencia más allá de sus capacidades independientes. Pocas cosas son tan provechosas como bucear en un grupo que mantiene un nivel similar de cuidado y concentración. Toda actividad de buceo en donde el concepto de equipo se margine, fallará siempre en maximizar su potencial con respecto al disfrute y a la seguridad.
    Preparación

    Para el DIR, la preparación para el buceo se basa en cinco componentes primarios. Estos son: preparación antes de la inmersión, concentración mental, forma física, experiencia de buceo y planificación. Los buzos que traten de sortear alguna de estas áreas, no están adecuadamente preparados para la inmersión y se colocan en clara situación de experimentar un confort reducido, de perder una oportunidad de hacer una inmersión o incluso de sufrir una situación de riesgo. Teniendo en cuenta estos efectos indeseables, muchos buzos asumen que la preparación para la inmersión comienza el día o las horas anteriores a ésta.
    Equipo Hidrodinámico

    Los elementos que componen la configuración estándar de equipo DIR han sido interminablemente discutidos y en la actualidad son bien conocidos. Para aquellos que busquen más información a este respecto, por favor remítanse a mi libro "Doing it Right: The Fundamentals of Better Diving". A modo de resumen, la configuración DIR fue diseñada para trabajar en cualquier situación, garantizar la seguridad y estimular el esfuerzo del buzo, no para socavarlo. Hidrodinámica y minimalista por naturaleza, la configuración DIR se diseñó para maximizar la eficiencia del buzo mientras se minimiza su riesgo. Los componentes del equipamiento no deben colgar libremente o sobresalir del cuerpo del buceador, ya que incrementan su resistencia o causan enredos.
    Atalaje Equilibrado

    El atalaje DIR es cuidadosamente lastrado; asegura que, no teniendo que estar el buzo sobrelastrado, éste puede llevar a cabo una parada de descompresión aún afrontando una pérdida de gas catastrófica. Ello requiere de un cuidadoso cálculo de cada componente de la propia configuración y de cómo esto influye estática y dinámicamente en las características de flotabilidad de la totalidad de la configuración.
    Etiquetado de Tanques

    El DIR adopta la práctica sistemática de marcar los tanques con la "profundidad máxima operativa" (MOD: "Maximum Operating Depth"), mediante una clara y sencilla manera de identificar, utilizando sólo datos para identificar las botellas. Esta práctica impide a los buzos acostumbrarse a procedimientos de identificación poco fiables.
    Mezclas Estándares

    El DIR promueve la utilización de los gases estándares para cualquiera de las fases de la inmersión. Dichos gases estándares ayudan a proteger a los buceadores de los riesgos de mezclas con parámetros de gas inapropiados; proporcionan una base común para la identificación de botellas y mezcla de gases, una simetría en la pareja y simplifican enormemente la logística de la descompresión.
    Parámetros Conservadores en el Uso de los Gases

    El DIR promueve parámetros conservadores de gas en todas las fases de la inmersión. Entre ellos están: END[2] menores de 1, con valores de trabajo PO2 de 1,4 o menores; PO2 de 1,6 o menores para descompresión. Para compensar el efecto tóxico del oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, el DIR recomienda el uso a discreción del helio, junto a parámetros conservadores en el uso del oxígeno.
    Buceo GUE

    Al lector cauto, un repaso informal de la historia de buceo le revelará la existencia de una corriente hacía una mayor estandarización. El lugar del DIR en la historia está asegurado, dándole el papel de haber introducido un nuevo paradigma en la colectividad de buceadores, en el que la estandarización proporciona a los buzos la clave para la eficiencia, seguridad, disfrute y éxito. A pesar de que aún hay variantes entre los buceadores, con el tiempo, el deseo de mejora les empujará a migrar hacia un paradigma conocido el cuál, a través de su insistencia en la estandarización, asegure un extraordinario éxito, tanto en proyectos de buceo extremo, como en actividades recreativas. Por esta razón, la trayectoria que la historia del buceo seguirá, lo dirá todo sobre los efectos promovidos por el movimiento DIR.

    Sin embargo, como sucede con todos los grandes movimientos, se da inevitablemente la corrupción y la fragmentación. Hoy día, el DIR se ha extendido a cada esquina del planeta, con autodenominados grupos DIR que emergen en docenas de países diferentes. Dada su separación física, la falta de una dirección centralizada, intereses específicos, creencias, peleas de poder y limitaciones, estos grupos satélites no hacen sino promover una visión del DIR que es únicamente la suya propia. Estas versiones del "DIR" tendrán probablemente poca semejanza con la original. Esto ocurre, aún siendo bienintencionadas y aún a pesar de su devoción a los principios DIR, en el caso de estos satélites.

    La inevitable división en el DIR es el resultado de muchos factores, desde la ruptura de los canales de comunicación, hasta diferentes interpretaciones, intereses personales, experiencias privadas, juegos de poder o simples desacuerdos entre aquellos que proponen. A medida que los individuos y los grupos se apropian del DIR, éstos harán frecuentemente elecciones muy diferentes de las que yo u otros fundadores del DIR hubiéramos hecho. En este momento es necesario para nosotros el reconocer que el DIR será replanteado por aquellos que lo han influenciado para servir a sus propios intereses. Aún así, finalmente, pienso que estos sistemas que se apropian del DIR sólo pueden beneficiar el futuro de la industria del buceo. Es más, creo que para elevar la seguridad, el disfrute y la eficiencia que nosotros vislumbramos conseguir cuando comenzamos a elaborar el DIR, es necesario asegurar una mayor estandarización a través de una serie de ámbitos.

    Desde el comienzo, pensé que la formación de un buceador, su equipamiento, su configuración, su conocimiento y sus habilidades debían todas ellas contribuir a una mayor seguridad y disfrute en el agua. Por esta razón fundé la GUE. El sistema DIR está en los principios de la formación GUE. Esto no es sorprendente, dado el grado en el que mis esfuerzos ayudaron a moldear tanto el DIR como la GUE. Sin embargo, con el paso del tiempo, la GUE se ha labrado su propia identidad, que no es idéntica a la del DIR. Y es que, a pesar de que ser DIR es una condición necesaria para ser un buzo GUE, no es condición suficiente. Hay algo más siendo un buzo GUE que siéndolo DIR ya que, entre otras cosas ello implica un examen estandarizado de competencia (formación) y el compromiso tanto de ser civilizado, como no fumador, aspectos sobre los que el DIR en sí no trata. A lo largo del tiempo, el vicepresidente de la GUE y largamente partidario del DIR, Dr. Panos Alexakos y yo mismo llegamos a ver que no había realmente un camino para reinar en las particulares interpretaciones de un número creciente de partidarios del DIR y que, asimismo, sería un despilfarro de recursos y energía el luchar contra ellos sobre la correcta interpretación del DIR. Con este pensamiento, hemos emprendido un nuevo camino, un camino claramente GUE que mira con cariño al DIR como origen, que puede capacitar a esta organización hacía un nuevo y único futuro.
    [1] (De holo- e -ismo). 1. m. Fil. Doctrina que propugna la concepción de cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen (Nota del Traductor).

    [2] Nota del Traductor: END = Equivalent Narcotic Depth (Profundidad Narcótica Equivalente).
    _________________
    En mis dominios:
    Una sola ley: JUGAR
    Un solo delito: JUZGAR
    -------------------------------
    Canon 7D + 3 Inon Z240 - 10-17mm, 17-70mm, 100mm y aparejos variados

    http://www.sensaciones.org


  2. #2
    Fecha de ingreso
    Jan 2008
    Mensajes
    14
    Gracias
    1
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes.

    Predeterminado Muy bueno

    Bienvenido a Sensaciones INVITADO,
    Para poder ver todos los mensajes de este tema tienes que registrarte o acceder con tu usuario. Gracias!
    Ojala VIVAS todos los dias de tu vida...

  3. #3
    Fecha de ingreso
    Jan 2008
    Mensajes
    158
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes.

    Predeterminado

    Bienvenido a Sensaciones INVITADO,
    Para poder ver todos los mensajes de este tema tienes que registrarte o acceder con tu usuario. Gracias!

Temas similares

  1. La arqueología subacuática: Principios metodológicos y perspectivas (14-16 septiembre)
    Por The diving journalist en el foro NOTICIAS de PECIOS y ARQUEOLOGIA submarina
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12th July 2011, 21:37
  2. ¿De Qué Va Realmente el DIR? por www.buex.org
    Por jaribas en el foro Buceo DIR
    Respuestas: 27
    Último mensaje: 27th May 2010, 09:51
  3. Seguimiento de la evolución de la Posidonia oceánica en Mataró
    Por SENSACIONES en el foro NOTICIAS de BIOLOGIA y ECOLOGIA
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15th July 2008, 08:01
  4. La Conciencia de la Situación - Por www.buex.org
    Por jaribas en el foro Buceo DIR
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 24th June 2008, 02:05
  5. Protocolo DIR ante la separación - Por www.buex.org
    Por jaribas en el foro Buceo DIR
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14th September 2007, 09:14

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
burun ameliyati burun estetigi porno