La Consejería ha organizado una campaña de sensibilización sobre su importancia dirigida a alumnos de Primaria que empieza este jueves - Las actividades organizadas permitirán a los pequeños conocer en qué consiste el trabajo del arqueólogo, los materiales que necesita y el tratamiento de lo extraído para su conservación, entre otras cosas

La Consejería de Educación, Cultura y Mujer iniciará este jueves una campaña de sensibilización dirigida a escolares sobre la importancia del patrimonio arqueológico subacuático que se desarrollará desde este jueves y hasta el sábado, para cuando está prevista la primera actividad, 'Arqueología subacuática y museos'; y durante toda la próxima semana, días durante los que se llevará a cabo el 'Taller de iniciación a la arqueología subacuática'. Todas las actividades se desarrollarán en las dependencias de Cultura ubicadas en el Ángulo de San Pablo, en el conjunto monumental de las Murallas Reales.

La primera acción, la que comienza este jueves, servirá para que escolares de Primaria "conozcan y participen de manera activa en el desarrollo metodológico de una excavación arqueológica subacuática", según ha detallado el Ejecutivo ceutí este miércoles. Para ello, asistirán a la proyección de un audiovisual que explica las diversas fases de una actuación arqueológica subacuática y la vida de marinos y comerciantes en los barcos y en los puertos con la intención de que entiendan cómo llegan a producirse los naufragios. A la proyección seguirá una sesión rápida de preguntas sobre esos contenidos por medio del juego de la patata caliente.

La segunda fase de esta primera actividad tendrá un carácter práctico, pues los escolares, mediante un contacto directo con los materiales arqueológicos, conocerán el proceso de estudio y conservación que con ellos se realiza una vez extraídos del fondo marino.

La actividad se completa con la tercera y última fase, 'El arqueólogo subacuático', en la que explicarán a los escolares las características específicas del arqueólogo subacuático, el equipo que emplea, las medidas de seguridad propias de esa actividad y las particularidades que tiene el trabajo bajo el mar.

En cuanto a los colegios que participarán en esta primera parte de la campaña de sensibilización sobre la importancia del patrimonio arqueológico subacuático, que se desarrollará el jueves y el viernes por la tarde y el sábado por la mañana, han confirmado su asistencia los dos primeros días el Lope de Vega y el Mare Nostrum, mientras que la Consejería ha hecho una convocatoria abierta a todos los centros concertados el sábado por la mañana.

Una experiencia práctica

La segunda parte de la campaña, el 'Taller de iniciación a la arqueología subacuática', está dirigida, también, a alumnos de Primaria y se desarrollará en la playa de la Ribera en sesiones de unas dos horas durante las que los escolares vivirán la experiencia de excavar ellos mismos un yacimiento arqueológico subacuático. Para ello, se diseñará un cuadernillo de trabajo individual que los participantes irán cumplimentando a medida que avance el taller, que constará de diversas actividades, cada una de las cuales ayudará a conocer el trabajo de investigación que sigue un arqueólogo subacuático desde que tiene noticia de un resto arqueológico en el fondo del mar hasta su interpretación histórica.

Los participantes, alumnos de los centros Andrés Manjón, García Lorca y Juan Morejón, podrán realizar una excavación, recuperar y limpiar los materiales arqueológicos, dibujarlos y catalogarlos para entregarlos al museo y, todo ello, animado por una serie de personajes, entre los que habrá buceadores y pescadores, cuya misión será dinamizar el desarrollo de la actividad para facilitar la adquisición de conocimientos y fomentar el cambio de actitudes en las nuevas generaciones.

La organización de todas estas actividades se enmarca dentro del convenio suscrito por el Ministerio de Cultura y la Ciudad Autónoma de Ceuta para la preservación, investigación y difusión del patrimonio arqueológico submarino de Ceuta y los monitores encargados de su desarrollo pertenecen a la empresa Mediterráneo, Servicios Marítimos.