La exploración iniciará en mayo y en la embarcación zarparán científicos de la Universidad Nacional y del INAH.

En mayo próximo un grupo internacional de investigadores zarpará en un buque de la Universidad Nacional Autónoma de México en busca de un galeón hundido en 1631 en el Golfo de México, frente a costas de la Sonda de Campeche, cargado de oro y diversos objetos, señaló Roberto Junco, investigador de la subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
En entrevista durante el Segundo Coloquio de Cultura Subacuática en México, Roberto Junco dijo que el buque hundido ha sido asediado y codiciado por cazadores de tesoros desde hace varios siglos
Se trata de una nave considerada patrimonio nacional que será localizado por investigadores del INAH, quienes consideran que aportará información histórica muy importante.
Durante mes y medio los investigadores estarán en alta mar sobre el buque de la UNAM Justo Sierra y realizarán estudios de geofísica, sin inmersión. Detalló se trata de un galeón español muy importante y codiciado por buscadores de tesoros y el objetivo es que no caiga en manos de cazadores furtivos, que pretendan explotarlo personalmente.
Flor Trejo Rivera, investigadora también del INAH, señaló que en nuestro país existen más de 100 tesoros arqueológicos bajo el mar, que han sido poco investigados y promovidos.
De hecho en el Golfo de México existen referencias de al menos 300 naufragios de buques desde la época de La Colonia, embarcaciones de origen español, francés e inglés.
Muchos de ellos se están investigando pues la idea es promover la creación de museos subacuáticos, explicó Laura Carrillo Márquez, investigadora de la subdirección de arqueología subacuática del instituto.
El mar tiene una gran riqueza cultural que va más allá de las históricas naves y su contenido; las mismas poseen cargamento, armas, sistemas de navegación, brújulas, cronómetros, vajilla que se utilizaban, objetos de gran interés.



http://www.milenio.com