Técnicos de Medio Ambiente localizan 141 galápagos leprosos en el paisaje protegido del Serpis

El paisaje protegido del río Serpis, a su paso por el municipio de l'Alqueria d'Asnar, se ha convertido en un paraíso para los galápagos leprosos. Técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente han localizado 141 ejemplares de esta tortuga autóctona, considerada como especie protegida dentro del catálogo valenciano de fauna amenazada.


Técnicos de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente han detectado la presencia de 141 ejemplares de galápago leproso en el paisaje protegido del Serpis, localizados en el término municipal de l'Alquería d'Asnar, durante los trabajos de seguimiento realizados en 2011, según ha informado en un comunicado la Generalitat.

La importancia de estos trabajos radica en que el galápago leproso recibe la consideración de especie "protegida" en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazada, y la calificación de "prioritaria" en el Banco de Biodiversidad de la Comunidad Valenciana.

La identificación de los 141 ejemplares ha sido posible por la labor coordinada de los técnicos del Paisaje Protegido del río Serpis y las brigadas de biodiversidad de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente. Los trabajos proseguirán durante los próximos tres años.

Su objetivo es valorar el estado de las poblaciones de esta tortuga autóctona y ampliar los conocimientos sobre la especie, y para ello se ha realizado durante 2011 un marcaje y seguimiento de los ejemplares de galápago leproso en los tramos del río Serpis donde se ha observado su presencia.

El seguimiento se realiza marcando el animal una vez capturado para que tenga su propio número identificativo; a continuación, se toman además datos como sus diferentes medidas y peso, antes de ser devuelto al río. En el caso de que la tortuga sea vista y capturada en otro lugar, la marca identificativa permitirá comprobar su evolución y recorrido.

Del total de ejemplares detectados en el Serpis, la mayor parte -unos 138- han sido capturados mediante redes o nasas, mientras que los tres restantes han sido capturados a mano.

En cuanto al sexo, 71 galápagos son hembras, 60 machos y en 10 ejemplares no ha podido determinarse por la juventud de los mismos. En los meses de junio y septiembre se han localizado la mayoría de las tortugas, en concreto 104.

Florida
Las labores de búsqueda han llevado a los técnicos a localizar también, en lugar de un ejemplar autóctono, un galápago americano o de Florida, especie invasora que compite con los galápagos leprosos y acaba desplazándolos. En este caso, las especies invasoras no son devueltas al río, sino trasladadas al Centro de Recuperación de Fauna.

El galápago acuático es una tortuga acuática con gran capacidad para nadar y bucear. Se oculta durante la época de verano, cuando el agua desaparece, y también en invierno si las temperaturas son bajas. Su dieta es básicamente carnívora, ya que se alimenta de anfibios, pequeños peces, moluscos e invertebrados. En cuanto al hábitat, vive en pantanos, arroyos, charcas y ríos, más hacia el interior, que en la costa.

Los 141 ejemplares localizados hasta el momento en el cauce del río Serpis, a su paso por l'Alqueria d'Asnar, suponen una de las concentraciones más importantes de este tipo de tortudas en el conjunto de la provincia de Alicante, junto a la existente en la Marjal de Pego. También evidencian la calidad de las aguas, fruto de los esfuerzos en materia de depuración realizados a lo largo de los últimos años en la zona.

1,5 millones para encauzar el río
Las tortugas han sido localizadas justo en el punto del río Serpis, perteneciente al término de la l'Alqueria d'Asnar, en el que durante los últimos años se ha llevado a cabo una importante actuación de encauzamiento que ha supuesto una inversión de 1,5 millones de euros.

Según la información facilitada por el alcalde de l'Alqueria, Jaume Pascual, los trabajos, ejecutados en cuatro fases, han incluido la construcción de una escollera, la habilitación de un paso inundable para poder atraverar el río, la adecuación del paraje de la Font de la Pedra y la configuración de un paseo peatonal de un kilómetro de longitud.

La inversión la ha llevado a cabo el Ministerio de Medio Ambiente a través de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

Jaume Pascual mostraba su satisfacción por los resultados obtenidos, dado que "hemos podido recuperar el río como un espacio natural y de ocio".


http://www.diarioinformacion.com