El archipiélago se llama de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. La isla más grande, San Andrés, está a 700 kilómetros de las costa de Colombia, en el Caribe.

Es un archipiélago, llamado de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. La más grande de esas islas es San Andrés y su fama no es injustificada: arena tibia en sus playas; brisa suave durante el día; el verde de sus colinas, y las sensaciones que brinda el Caribe.
Ubicada a 700 kilómetros de la costa colombiana, San Andrés es un pequeño paraíso en el que la influencia de ingleses, españoles, piratas y corsarios se mezclaron para dar como resultado una cultura rica que se mueve al son del reggae. Y si de música hablamos, la mixtura cultural dejó una huella en la que se cruzan el reggae, reggaetón, raga, soca, calypso, merengue, vallenato y salsa. Todo tipo de música para todo tipo de bailarín.
Pulsa en la imagen para verla en tamaño completo

Nombre: 12-san-andres-1.jpg
Visitas: 2
Tamaño: 42.6 KB
ID: 8601
Cuando escuche a los isleños, el idioma le resultará extraño: es creole, mezcla de inglés isabelino, español y dialectos africanos. Pero no se preocupe, también hablan español e inglés moderno, así que la comunicación está asegurada.
Si bien es un destino perfecto para disfrutar de la playa, también se pueden practicar deportes náuticos, bucear y hacer ecoturismo.
Esto tiene que ver con la decisión de los isleños de cuidar su tradición y sus recursos naturales, por lo que han creado parques ecoturísticos, como la granja de Job Saas y el parque West View, donde los guías hablan no sólo de la naturaleza sino de las costumbres y los valores que preservan a través de estos proyectos. Con ellos es posible conseguir artesanías en coco y totumo, típicas de San Andrés.
Un punto destacado es loma Barrack, mirador natural de todo el archipiélago. Hacia allí enfilan fotógrafos profesionales para procurar sus mejores postales.
Se impone realizar una visita al Jardín Botánico, donde un profesional acompaña en el recorrido y detalla las plantas endémicas de San Andrés. Del mismo modo, se explica los motivos de la Unesco para declarar al archipiélago Reserva Mundial de la Biosfera en 2000.
Otros atractivos turísticos
Johny Cay. Un cuarto de hora en lancha permiten llegar a una bella isla de extensas playas de arena blanca y consistencia de talco bordeadas por palmeras. Es Johnny Cay, una visita de rigor.
Caminatas, brazadas en un mar de aguas claras y tibias, o simplemente disfrutar de la buena vida engullendo crocantes mojarras fritas con guarnición de bananas, acompañadas de frescos tragos largos, son las propuestas del lugar. La postal se completa al ritmo del reggae y la cultura rastafari.
La Cueva de Morgan. En San Andrés impera una leyenda que asevera que el famoso pirata inglés escondió en la isla algunos de sus cuantiosos tesoros.
Se trata de una cueva subterránea, con zigzagueantes y oscuros laberintos, que conducirían a una idílica playa. Nadie demostró todavía contar con el coraje suficiente para explorar.
El Cove. Es ideal para los cultores del buceo. Se trata de una bahía donde el sol se hunde al atardecer. Allí, fondean los buques de la Armada Nacional y los cruceros que recorren el Caribe. Cuenta con algunos restaurantes.
Hoyo Soplador. Es uno de los atractivos que más enorgullece a los isleños. Se parece a un géiser al lado del mar pero se trata de un fenómeno natural producido por una serie de túneles subterráneos que se originan en los arrecifes coralinos y terminan en un solo agujero a varios metros del agua. Cuando la marea sube y una ola logra entrar con fuerza a los túneles, arroja el aire comprimido con un fuerte estallido.
Lo que hay que saber
Paquetes turísticos. Opción 1. Aéreo, siete días de alojamiento con sistema todo incluido, U$S 1.580 más impuestos. Vigente en febrero.
Opción 2. Aéreo, nuevo noches de alojamiento, U$S 1.890 más U$S 315 de impuestos.


http://www.lavoz.com.ar