La campaña de prospecciones arqueológicas en las rías de Viveiro y Ribadeo llevada a cabo en septiembre y octubre, promovida por la Xunta y el Ministerio de Cultura y cuyos resultados se dieron a conocer esta semana en Ribadeo, ha puesto de relieve el potencial histórico y arqueológico de ambos enclaves. El director xeral de Patrimonio Cultural, José Manuel Rey Pechel, no dudó al hablar de un éxito rotundo. Ignacio Crespo, de la firma Argos, fue el director de las prospecciones, en las que participó un equipo formado por cinco personas, entre arqueólogos, submarinistas profesionales, restauradores e ingenieros. Su trabajo ha permitido peinar 600 hectáreas de la ría de Viveiro, sacar a la luz unas 300 piezas en Ribadeo y localizar una decena de barcos (de algunos de los cuales ya se tenía constancia documental) en Ribadeo, Xove y Viveiro.
-¿En qué consistió el trabajo en la ría viveirense?
-Por un lado, usamos un sistema de sonar de barrido lateral, que nos dio una planimetría cenital de los fondos, que combinada con la magnetometría, que es básicamente una recepción de las anomalías metálicas de posibles materiales que hay en el fondo, pero que no se ven, resultaron unas zonas de especial interés, que fueron parcialmente registradas por buceadores. En la ría de Viveiro localizamos once tipos de anomalías dignas de resaltar. En algún caso pueden ser geológicas, pero otras sí podrían formar parte de restos de barcos sumergidos, que no son visibles. En dos de ellas incidimos especialmente, porque eran las localizaciones estimadas de los naufragios del Palomo y la Magdalena, que se hundieron en 1810.

-¿Y cuál fue el resultado?
-La revisión visual dio el resultado previsible. En la ensenada de Sacido, en la supuesta ubicación del bergantín Palomo localizamos anomalías importantes de este pecio que supuestamente se partió en dos. Era una zona complicada para ver restos, porque desde que se hundió comenzaron a taparse, a ser sedimentados. Lo que confirmamos fue que en estos momentos están bastante tapados y que la integridad del pecio está bastante intacta. El caso de la Magdalena es diferente, porque sabíamos que había sufrido un expolio sistemático desde el momento de su hundimiento y, a mayores, hubo una campaña de rescate de la Armada en los años 70 del siglo XX con la que sacaron mucho material. Pudimos constatar la existencia de algunos materiales contextualizados con este naufragio, pero muy diseminados y deshechos, lo que confirmaría que la estructura en si o lo que queda del pecio está tapada. Eso implica que no hay riesgo de que siga siendo expoliado. Por otro lado, se confirma el expolio que hubo, ya que incluso sacaron los clavos de las maderas.

-¿Quiere decir que el Palomo se conserva en buen estado?
-Está suficientemente intacto para poder seguir estudiándolo y que los restos tengan un cierto sentido. Tanto el naufragio de la Magdalena como del Palomo se produjeron en unas condiciones especiales, con unas tremendas cifras de víctimas y con material que fue recuperado desde el primer día por los lugareños. El Palomo está mejor que la Magdalena porque se encuentra en un sitio más complicado; los métodos de expolio hasta el siglo XX no eran buenos para trabajar y era difícil actuar en algunos sitios. La mala suerte de la Magdalena es que se hundió en Covas, al lado de la orilla y fue expoliada sistemáticamente, incluso la misma estructura. Cuando se llevó a cabo la campaña de la Armada, en los años 70, los pecios conservaban cierta integridad y, de hecho, una parte está en el museo naval de Ferrol. ¿Qué ocurre? Que en la zona que ha sufrido un expolio tan intenso todo ha quedado fragmentado y diseminado. Con el Palomo no ocurrió eso.
Con la Magdalena se produjo un expolio sistemático; incluso se llevaron los clavos de la madera
«En Ribadeo trabajamos del 5 al 17 de octubre, básicamente en función de la información que nos facilitó el club Illa Pancha. Se localizaron tres posibles pecios. Una de ellos fue el vapor Cabo Torres, un barco de metal de 40 metros de eslora que tiene bastante integridad estructural y se encuentra en la bocana del puerto deportivo. También hallamos dos zonas de intenso material, en la bocana del puerto y en las inmediaciones del castillo de San Damián, además de una pieza de artillería descontextualizada, un cañón, que no tendría porqué ser de un pecio. Otro de los pecios tenía a su alrededor material importado. Es un barco de origen holandés o inglés, de mediados del siglo XVII. Y el tercer pecio está en las inmediaciones del castillo de San Damián, donde aparecen materiales de madera de la estructura del barco, esparcidos junto con materiales de importación un poco más modernos, de gres del norte de Europa, del siglo XVIII. Pero queda mucho por hacer, porque la superficie por supervisar es muy intensa (...). Solo sacamos los materiales que estaban en la superficie, en buen estado y muy visibles, por el riesgo de que los expoliaran».
Hoy a las 19.00 horas en el salón de actos de la Casa de Cultura de O Valadouro comenzará una gala para para celebrar el décimo aniversario del grupo teatral Raiolas. Estará conducido por actores profesionales, como la mariñana Estíbaliz Veiga y el lucense Alberte Cabarcos. Habrá proyecciones, representaciones de escenas de obras y alguna sorpresa.
Dentro de la oferta cultural de Navidad del Concello de Cervo hoy se ofrece cine, con la proyección de la película «La leyenda de Santa Claus», a las 16.00 horas en el auditorio de la Casa de Cultura de San Cibrao y a las 19.00 horas en el Ecomuseo de Cervo.
Unos 35 locales de hostelería de Foz participan en el Decemberfest, la fiesta de la cerveza, que comenzó el viernes y se prolongará hasta el día 11, con los locales ofreciendo packs especiales de comida y bebida, con productos alemanes. La lista de establecimientos participante es la siguiente: A Caracola, A Funcional, A Maseira, A Quinta, A Sexta, A Bolera, Acuario, O Taco, A Dala Dallas, Happy-days, May-Ros, Xoima, Anduriña, O Rincón de Anita, Fina, Internacional, Portovello, Express, O Norte, Leytón, O Tangarte, O Tangarte Marinero, Namarinos, O Náutico, O Pelolo, El Salado, A Soalta, Pizzería Xoíña, As Brasas, Costumes do Mar, Dandy, O Lar, O Mar y Portochico.
El Parador Nacional de Turismo de Ribadeo ofrece hasta el día 18, dentro de la iniciativa Muestras Gastronómicas, una carta especial de setas, combinada con los mejores productos de la tierra.


http://www.lavozdegalicia.es