Expertos en desactivación de explosivos de la Armada, procedentes de Cartagena (Murcia), han destruido una mina alemana de la II Guerra Mundial de unos 300 kg y 1 metro de diámetro localizada por una empresa de trabajos submarinos a 250 metros de la playa de la Almadrava de Roses (Girona).
A pesar de que los desactivadores de explosivos subacuáticos de la Armada creían que tendrían que desplazar la mina, debido a su proximidad a la playa y a algunos edificios, finalmente, el buen estado del mar, la visibilidad del fondo marino y el poco tráfico en la zona han hecho que se haya podido destruir sin demasiada dificultad.
Los siete especialistas de la UEDE, acompañados por 5 efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Barcelona, han procedido a colocar el explosivo en la mina, previamente balizada por los técnicos.
La particularidad de esta mina esférica de un metro cúbico es que ha aparecido junto al cable y al carro de minas, cuando lo habitual es encontrar la mina sola porqué con el tiempo se ha separado del cable y del carro.
El Teniente de Navío, José Marcos Lozano, jefe de la Unidad, ha explicado que "la deflagración ha sido mixta" y que "no ha habido una gran detonación porque la mitad de la carga explosiva de la mina se ha quemado".
Marcos ha explicado que con la carga colocada a la mina, que se encontraba a 250 metros de la playa y a 16 metros de profundidad en fondo de arena, "se ha minimizado el daño".
En los últimos 20 años la UEDE ha llevado a cabo 23 contraminados para destruir minas de orinque de similares características en la Costa Brava, cinco de ellas en los tres últimos años, en las costas de Roses, Llafranc, Sant Feliu de Guíxols, y el Port de la Selva, entre otras.
Se trata de artefactos que proceden del Golfo de León, en Francia, lugar que los alemanes minaron durante la II Guerra Mundial, y que han sido arrastradas por las mareas y corrientes hasta la costa Gerundense.
Mientras ha durado la operación se ha establecido un dispositivo de vigilancia y seguridad en el que han participado el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de L'Escala en el mar y la Policía Local y los Mossos d’Esquadra en tierra.


http://www.elmundo.es