PDA

Ver la versión completa : Buzos profesionales realizan labores arriesgadas sumergidos en aguas de océanos, rías y pantanos



The diving journalist
12th April 2011, 13:26
Buzos profesionales realizan labores arriesgadas sumergidos en aguas de océanos, rías y pantanos

Lekeitio
José Antonio no quita ojo de los marcadores de un complejo cuadro de mandos. A través de él se puede escuchar la respiración pausada y profunda de un hombre. Parece que estamos asistiendo a una operación en un centro hospitalario. Pero no. Ni José Antonio es anestesista, ni el habitáculo donde se encuentra es un aséptico quirófano. José Antonio es el jefe de un equipo de buceo que está controlando los movimientos y las constantes vitales de su compañero Javi desde el interior de una camioneta aparcada en la punta del muelle de los curas de Lekeitio. Javi se acaba de sumergir a tres metros de profundidad en las oscuras aguas del puerto para recomponer la escollera. José Antonio y Javi son dos buzos profesionales con muchas horas de inmersiones que se ganan la vida desde hace décadas trabajando en los bajos fondos de los mares, océanos, rías y pantanos.
"Esto es muy duro y te tiene que gustar porque, si no, no aguantas ni cuatro días". Así define su profesión José Antonio, un valenciano de 45 años que lleva más de veinte metiéndose en aguas de medio mundo. Comenzó como todos, llevado por el encanto de la vida submarina, hasta que hizo de su hobby su profesión. Hoy en día es jefe de equipo de la empresa vasca BAM, regentada por el santurtziarra Iñaki Beldarrain. De José Antonio depende la seguridad de Javi y de otros buzos mientras éstos se encuentran bajo el agua. "El jefe del equipo de buceo es Dios", dice Iñaki, "porque él es el responsable de que las medidas de seguridad no fallen". Unas medidas que Iñaki aplica entre sus trabajadores hasta la exageración "para que no pase nada". Algo que, según él, no hacen otras empresas, lo cual le impide a BAM competir en igualdad de condiciones, de costes, con otras empresas del sector. "Aplicar todas las medidas de seguridad que exige la ley supone mucho dinero", señala Iñaki. Él sabe de lo que habla porque ha sido cocinero antes que fraile. Nacido hace 50 años en Santurtzi, su vida ha estado ligada al mar desde muy joven. Fue de los primeros patrones de tráfico interno del Puerto de Bilbao, se hizo buzo profesional, formó parte del Grupo de Operaciones Especiales de Salvamento Marítimo y desde hace años dirige la empresa BAM, "especializada en todo tipo de trabajos bajo el agua".
Salvamento marítimo
Lo más bonito
El tajo de Lekeitio es uno de los que menos le gusta a Iñaki, pero "es lo que hay". "El 80% de los trabajos de buceo profesional son de albañilería", dice. Aunque él ya apenas se mete al agua, el salvamento marítimo es lo que verdaderamente le hace soltar adrenalina. "Es lo más bonito, aunque también lo más peligroso", comenta, "pero es como una droga, te engancha". Iñaki y su empresa participaron en el rescate del Prestige el año 2002 al mando de un equipo de más de 120 personas. También recuerda como una de las labores más arriesgadas de su larga trayectoria en el mundo del buceo el desguace del Castillo de Salas, embarrancado frente a las costas de Gijón en 1986. "Aquello sí que fue duro y peligroso, con fuertes mareas y desparramándose el fuel por todos los sitios", recuerda.
Mientras Iñaki explica los pormenores de la profesión, José Antonio sigue pegado al cuadro de mandos. "Preparad la rotaflex, pero tened cuidado, que no se ve nada", dice Javi por el interfono desde el fondo del mar. "OK", le contesta el jefe de equipo. José Antonio transmite las órdenes a Robert y Vicent, que están pendientes de las burbujas que provoca Javi en la chocolateada lámina de agua del puerto vizcaino. Vicent también es buzo profesional. Y como marcan las medidas de seguridad, está trabajando en superficie con el traje de neopreno, dispuesto para tirarse al agua en caso de una emergencia de su compañero. Y Robert, un joven dominicano de 24 años que ha echado raíces en Santurtzi, colabora en las labores de asistencia a los buzos.
Fondo del mar
Falla el cerebro
Los dos están pendientes de José Antonio, que les va dando las órdenes según las necesidades transmitidas por Javi. "Trabajar en el fondo del mar se muy complicado", dice José Antonio, "y cuanta más profundidad, peor". La misión de los buzos se complica por varios motivos. "El primero", según explica el jefe del equipo, "es la diferencia de presión". "El cerebro no funciona igual a setenta metros de profundidad que en la superficie", dice. Y pone un ejemplo: "Cuando le decimos a un buzo que apriete la tuerca de la derecha y se pone a apretar la de la izquierda, como nosotros le vemos desde arriba a través de un monitor de televisión, le decimos: hazlo con la otra derecha". Todos los buzos saben lo que es manejarse a profundidades donde el oxígeno no llega bien al cerebro. "Muchas veces estás abajo", cuenta Iñaki, "y te tiras un buen rato pensando en cómo solucionar un problema, y cuando subes arriba, dices, pero qué tonto he sido, cómo no lo he podido arreglar". Para eso está también el jefe del equipo, que le va dirigiendo al buzo las maniobras, "porque aquí arriba se piensa todo mejor".
Ingravidez
Un mayor esfuerzo
Otro de los inconvenientes que deben superar los buzos es "trabajar sin punto de apoyo y en la ingravidez, como los astronautas". "Dar tres martillazos debajo del agua a treinta metros de profundidad es como dar veinticinco en tierra", dice Jose Antonio. Por ello, "la fatiga de los buceadores llega mucho antes que en cualquier otro trabajo".
Los minutos pasan y el buzo sigue bajo el agua. Javi respira gracias a lo que ellos laman el cordón umbilical. A través de un tubo le llega el oxígeno necesario para desarrollar su cometido debajo del agua. Y mediante otro cable se comunica con el exterior. En caso de que fallara cualquier mecanismo, Javi lleva una bombona que la activaría para subir a tierra.
Tras dos horas y media de trabajo de rotaflex a tres metros de profundidad en unas aguas turbias que no superan los doce grados, Javi emerge para hacer el cambio de turno. Javi De Andrés es otro experimentado buzo nacido hace 53 años en Trapagaran, aunque hoy en día vive en Urioste. Se hizo submarinista en la mili. "Me toco Infantería de Marina en Cartagena", cuenta, "hice el curso de buzo y me gustó". Aquel título, que luego le homologaron en la vida civil, le sirvió para iniciar una carrera profesional de buzo en Ibiza y Formentera, "echando el cable submarino". "Trabajar en aquellas aguas sí que era bonito", recuerda Javi, que entonces tenía 21 años.
Posteriormente desarrolló su trabajo en la ría. "Yo desmontaba los trenes de lanzamiento de los barcos que botaban en La Naval, Euskalduna y Astilleros Celaya", afirma. De ahí le ha quedado el gusto por el soplete. "Es con lo que más disfruto debajo del agua", dice. Javi tiene un buen anecdotario después de más de 30 años de ejercicio profesional. ¿La peor situación?, le preguntamos. "En el rescate del Castillo de Salas en Gijón, porque aquello era un laberinto, y en un pantano de Asturias a más de 70 metros de profundidad, que no encontraba la salida". La experiencia le dio la suficiente tranquilidad para salir airoso de aquellas situaciones, aunque Javi no le da mucha importancia. "Total, si te vas a morir, no va a durar mucho el sufrimiento. En un minuto te ahogas", comenta con una leve sonrisa.


Fuente: Noticias de bizkaia http://www.deia.com

liperf
13th April 2011, 03:25
Hola Muchachos, es increíble lo del Castillo de Salas,(si estamos hablando del mismo),.. ése buque lo ví en el puerto de Bs As, alla por el año 82, yo trabajaba en los muelles donde vino semejante buque!! me acuerdo que no podía atracar por la altura de su estructura..tuvieron que lastrarlo para que baje y así poder cargarle el cereal, creo que tenía nueve bodegas, tuve la oportunidad de abordarlo, me acuerdo que era la sensación, había ascensores para subir a todos los pisos, era realmente monumental!!
Saludos
LUIS

jaribas
13th April 2011, 06:27
Lastima no disponer de imagenes, debería de ser un coloso.

zizou
13th April 2011, 16:31
...........para los que piensan que todo es oro lo que reluce....!!!
un abrazo a esos buzos profesionales que se juegan el tipo a diario!!:059: